El agua es un derecho humano, tal y como dice la ONU en su Declaración de 28 de julio de 2010 en Bolivia y por tanto, tenemos la responsabilidad de respetar su uso y de realizar un adecuado mantenimiento. Es un bien necesario para nuestras vidas y por ello existen varias normativas que protegen de su uso:

  • Real Decreto 140/2003, Calidad agua de consumo
  • Real Decreto 865/2003, Prevención de legionella

El agua se considera de buena calidad cuando está limpia y salubre, sin microorganismos patógenos ni contaminantes físico-químicos que afecten a la salud de los consumidores de forma negativa. Existe una cadena de garantía sanitaria que nos protege y asegura de la calidad del agua hasta la entrada de los edificios y es ahí donde radica el problema.

Con los avances tecnológicos, las ciudades han ido creciendo en dimensión y en altura. Para realizar un reparto correcto del agua en las diferentes alturas, es necesario instalar grupos de presión que distribuyan el agua a edificios con más de 19 metros de altura desde la llave de registro ubicada en el acerado.

Como hemos mencionado, las compañías de gestión y distribución de agua, garantizan la presión y la calidad hasta la entrada de los edificios. Si estos tienen menos de 19 metros de altura, el agua se distribuye sin problemas hasta las mismas casas, pero si el edificio es mayor de 19 metros es necesario la instalación de un depósito o cisterna que almacene el agua y que junto al grupo de presión distribuya el agua por las distintas viviendas del edificio.

Por qué es necesaria su limpieza

Si alguna vez ha abierto el grifo y el agua tenía color marrón, seguramente sea necesaria una limpieza en el depósito de agua de su edificio.

El Real Decreto 140/2003 de Calidad de agua de consumo, exige responsabilidad a los propietarios de mantener la instalación interior para evitar modificaciones de la calidad del agua de consumo desde la acometida hasta el grifo.

Pero además del cumplimiento de la legislación, la importancia de la limpieza de Depósitos de Agua Potable reside en la higiene y salud de los consumidores.

El pobre mantenimiento de las instalaciones interiores puede provocar contaminaciones de dos tipos:

  • Microbianas por:
    • Entrada de gentes externos
    • Pérdida de cloro por escasa renovación del agua
    • Falta de limpieza
  • Físico-químicas por:
    • Entrada de elementos externos

La importancia de la limpieza de Depósitos de Agua Potable

Recomendaciones

Desde Desatascos 4 aconsejamos lo siguiente para los depósitos de agua potable, grupos de elevación y dispositivos de tratamiento doméstico:

Depósitos de Agua Potable

  • Disponer de depósitos aislados e impermeables, en recintos si luz solar, o bien, opacos
  • Evitar largos tiempos de retención
  • Disposición que permita una fácil y eficaz limpieza periódica, con desagües de fondo
  • Disponer de rebosaderos sin conexión directa a la red de saneamiento
  • Limpiezas y desinfecciones periódicas, con empresas que tengan:
    • Certificado oficial
    • Inscripción en el ROESBA (Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas)
    • Procedimiento escrito, según normativa, de limpieza y desinfección

Grupos de elevación

  • Realizar mantenimientos periódicos
    • Por empresa especializada
    • Según indicaciones del fabricante

Dispositivos de tratamiento domésticos

  • Justificar la necesidad de su instalación
  • Realizar mantenimientos periódicos
    • Por empresa especializada
    • Según indicaciones del fabricante
    • Sustitución de los fungibles

En esta imagen podéis observar el antes y el después de una limpieza:

La importancia de la limpieza de Depósitos de Agua Potable

Nos gustaría recalcar la importancia de la limpieza de Depósitos de Agua Potable, no solo por cumplir la legislación, como ya hemos comentado, sino por el impacto en la higiene y salud propia y en la de nuestros vecinos.

Os animamos a que participéis en nuestros comentarios para valorar esta entrada.